El espacio lo construimos juntos

Se llega a la felicidad desde el autoconocimiento, rompiendo las barreras que te limitan y mirando de cara a la vida. Este proceso hará que potencies tus capacidades, que te centres en el ahora y mires al futuro con otra perspectiva. Es un proceso de acompañamiento hacia el objetivo que te hayas propuesto. El coaching no asesora ni aconseja, es una metodología basada en la escucha activa y preguntas y así, por ti mismo/a encontrarás tus propias respuestas. Te puedo ayudar a: Mejorar la comunicación familiar o laboral, llevar una mejor organización y planificación, integrar hábitos saludables en tu vida, a poner foco en un proyecto, a llevar una vida con más calma y serenidad.

Coaching personal

Antes de empezar el proceso haremos lo que llamo una sesión de química, es totalmente gratuita y sin ningún compromiso. Suele durar unos 30 minutos, simplemente es para conocernos y que podamos decidir si empezar conmigo el proceso, ya que es muy importante para mí que sientas que hay química, conexión y confianza.

Las sesiones se llevan a cabo cada 15 días aproximadamente, aunque siempre dependerá de la necesidad del cliente. De todas formas estaré disponible vía mail durante todo el proceso, para cualquier duda que les puede surgir entre sesión y sesión.

Habitualmente un proceso de coaching suele estar estructurado entre 6 y 8 sesiones, siempre se pueden ampliar o acortar dependiendo del tipo de proceso o de la necesidad del coachee. Del mismo modo pueden ser presenciales o telemáticas. Todo quedará detallado en el acuerdo de coaching que te enviaré previamente.

Las sesiones de coaching tienen una duración de 1 hora aproximadamente. Cada sesión tiene un coste de 60 euros (IVA incluido).

*El coaching no implica el diagnóstico o tratamiento de patologías mentales, NO es un sustituto del asesoramiento psicoterapéutico. Si te encuentras en esta situación, te aconsejo que acudas a un profesional de la Psicología.

Coaching familiar y sistémico

El coaching familiar va dirigido a todos los miembros de una familia. Vamos a desarrollar el potencial individual para lograr un objetivo común.

Contemplaremos a la familia como un sistema vivo y en constante cambio. A menudo el proyecto que se empezó hace unos años ahora no funciona. Nuestros hijos tienen necesidades e intereses diferentes, pero ello no debería interferir en el funcionamiento familiar.

Las sesiones de coaching están enfocadas a trabajar una meta en común, ya puede ser a nivel de funcionamiento:  logística, traspaso de tareas y responsabilidades, límites, etc. O bien a nivel emocional: trabajar la relación de pareja y/o de padres e hijos, para conseguir una mejora en nuestra comunicación y gestión de las emociones, siempre basándonos en el respeto y la responsabilidad.

Disciplina positiva

“Educar con firmeza y amor”

La disciplina positiva es un modelo educativo donde el amor y la firmeza se dan la mano. Se trata de entender que hay detrás del comportamiento para poder gestionar esa conducta inadecuada de la mejor manera possible, promoviendo actitudes positivas hacia ellos, respetuosas y responsables.

Como principio fundamental está el respeto mutuo (no solo del niño al adulto sinó también del adulto al niño). Trabajaremos la responsabilidad y las destrezas interpersonales, la empatía y el sentido de pertinència. No es una fórmula mágica, es una filosofía de vida.

Nuestra familia es lo más importante, así que merece la pena invertir tiempo en dotarte de recursos y en aprender a sacar lo mejor de ellos y lo mejor de ti.

En estas sesiones de disciplina positiva se tratan temas concretos que estén afectando a la familia en ese momento. Se pueden hacer en pareja o de forma individual, pero siempre hay dos sesiones conjuntas (padres y madres) para comprobar que se está en sintonía.

En estas sesiones se facilitan herramientas de Disciplina Positiva según la casuística: cooperación familiar, fomentar la empatía, peleas entre hermanos, rabietas… etc.

Las sesiones son de 60 minutos y tienen un coste de 55 euros (IVA incluido), pueden ser presenciales o de manera telemática, según se acuerde.

Son talleres presenciales pensados para madres, padres, abuelos o educadores, cualquier persona interesada en la educación respetuosa, y también para Colegios, AMPAS, centros educativos, centros cívicos, escuelas deportivas o cualquier entidad que quiera promover la disciplina positiva.

Los talleres pueden ser intensivos de 4 a 6 horas o talleres de 2 horas (de 4 a 6 sesiones) para profundizar más en la metodología.

Son talleres de aprendizaje experiencial y rol playing, son divertidos y amenos, donde explicaremos herramientas para el día a día y así podáis interiorizar y cambiar aquello que no os gusta o no os está funcionado en este momento, basándonos en la conexión y el amor.

Si sois un grupo y estáis interesados/as en los talleres, contáctame y podremos montar uno a vuestra medida.